Netboot




Netboot: el reinicio a través de la red


Netboot

¿No tiene el tiempo o los conocimientos necesarios para compilar su propio kernel? ¿Le parece una operación demasiado arriesgada?

Además del kernel que incluye el disco duro, OVH le ofrece la posibilidad de arrancar su máquina a través de la red con kernels compilados por nuestros ingenieros. Podrá hacerlo en pocos clics desde el manager (su área de cliente).



Principio del netboot:

Netboot


La solución estable y de alta tecnología

Antes de ofrecerle nuestros kernels, nuestro equipo técnico los ha puesto a prueba y los ha sometido a estrictas validaciones.
Estas medidas le garantizan que los servidores no tienen los últimos bugs y fallos de seguridad conocidos.

¿Quién mejor que OVH para conocer sus servidores?
Hemos adaptado nuestros kernels a los servidores, optimizándolos para las máquinas basadas en Opteron, i3, i5 o Xeon.



La seguridad sin límites

grsecurity

¿Teme intrusiones en sus máquinas y no tiene los conocimientos o el tiempo necesarios para prevenirlas? OVH le echa una mano con los kernels grsecurity, que le permiten mejorar la seguridad.

www.grsecurity.net


Una alternativa por si surgen problemas

Si ha compilado un nuevo kernel pero no se atreve a probarlo por si causara fallos en su máquina y tuviera que recurrir a nuestro equipo técnico, no se preocupe.
Si, después del reinicio, el servidor dedicado no vuelve a funcionar en un plazo razonable (unos minutos), la activación del «netboot» desde el manager le permitirá retomar el control fácilmente y de forma 100% autónoma.



¿Cómo funciona?

La opción «Netboot» está desactivada por defecto. Para poder utilizarla, acceda a su manager y, en la sección «Servidor dedicado», haga clic en el enlace «Netboot» para elegir el kernel que desee. De esta forma dejará de utilizarse el kernel del disco duro de la máquina para arrancarla.

Ir al manager

Más información sobre el netboot y el kernel:

Diferentes métodos de kernel -                                     Netboot kernel -                                   Instalar un kernel