Una red mundial - OVH
Red mundial propia

En OVH, tenemos una prioridad: control. La forma en la que fabricamos y realizamos el mantenimiento de nuestros servidores, racks, torres de alojamiento... es la misma en la que diseñamos y operamos nuestra propia red. Este enfoque nos permite ofrecer un ancho de banda garantizado de 100 Mbps, 200 Mbps o 300 Mbps según la gama del servidor, y constituye una auténtica ventaja comparativa en el mercado: se optimiza el encaminamiento de los contenidos y la latencia se reduce.

Más de 4 Tbps por todo el mundo



Para garantizar una elevada tasa de transferencia, un ancho de banda de alta calidad y una latencia baja, OVH ha invertido en desplegar su propia red de fibra óptica. Con tecnología DWDM y migrando a 100 G coherente, la red de OVH ofrece una capacidad total de 4 Tbps hacia la internet mundial.



Mapa de la red de OVH en América

La red de OVH en América
500 Gbps de capacidad hacia internet

Mapa de la red de OVH en Europa

La red de OVH en Europa
2.000 Gbps de capacidad hacia internet

Mapa de la red de OVH en Asia

La red de OVH en Asia



Una infraestructura de enrutamiento de alta calidad



La infraestructura de enrutado está basada en productos Cisco, empresa con la que OVH tiene estrechos lazos de colaboración.



Router Cisco ASR 9000 que conecta Private Cloud en el datacenter RBX2

Switch Cisco Nexus 7 que distribuye el tráfico de Private Cloud en RBX2



Router Cisco 6K activo en el datacenter RBX2

Switchs Cisco 3650 activos en el datacenter RBX2



Protección anti-DDoS



OVH incorpora a su servicio de alojamiento dedicado una protección contra todos los tipos de ataque DDoS, consistente en tres infraestructuras anti-DDoS de 160 Gbps cada una en los centros de datos de Roubaix, Estrasburgo y Beauharnois.

Así OVH es capaz de mitigar hasta 480 Gbps permanentemente.

Más información.



Una red de alta seguridad



Para garantizar la máxima seguridad de la conexión a internet de su servidor o producto de OVH, las conexiones están al menos duplicadas en cada etapa del enrutamiento.

Así, dos routers Cisco (con dos tarjetas de red cada una) se encargan de la conexión física de sus máquinas. Las conexiones de fibra óptica están al menos duplicadas, y a veces están hasta triplicadas.

Dos switchs Cisco gestionan el tránsito de fibra en las infraestructuras cloud de RBX2.