OVH vela por la calidad del entorno de trabajo

OVH, que a mediados del año pasado superó el listón de los 2000 trabajadores en todo el mundo, va a contratar a 1000 más antes de que termine el verano de 2018. Para acoger a los recién incorporados en las mejores condiciones y lo más cerca posible de sus lugares de residencia, OVH está abriendo nuevas oficinas en París, Nantes y Burdeos.

OVH, que a mediados del año pasado superó el listón de los 2000 trabajadores en todo el mundo, va a contratar a 1000 más antes de que termine el verano de 2018. Para acoger a los recién incorporados en las mejores condiciones y lo más cerca posible de sus lugares de residencia, OVH está abriendo nuevas oficinas en París, Nantes y Burdeos.

Tras haberse formado en artes plásticas, paisajismo e interiorismo y haber trabajado como escenógrafa en exposiciones científicas y culturales, Fanny Villez se unió a OVH hace algo más de dos años. ¿Cuál es su cometido? Acompañada de un equipo de doce personas que va a seguir creciendo, Villez adapta el entorno de trabajo de los empleados de OVH a las nuevas formas de trabajar y colaborar. Sus funciones abarcan desde la arquitectura de interiores de las instalaciones hasta la ergonomía de los puestos de trabajo, pasando por la señalización, por no hablar de la necesidad de concebir formas de que los trabajadores con profesiones muy sedentarias se muevan para mantenerse sanos.

Adaptar el entorno a los trabajadores y no a la inversa

«Nuestra misión consiste en analizar el funcionamiento de los equipos, es decir, la forma en la que los trabajadores se organizan y utilizan el espacio de manera natural. Luego creamos entornos de trabajo en los que estos modos de organización espontáneos se puedan desarrollar en plenitud». Así, el equipo aspira a dar respuestas innovadoras, no solo a las particularidades de los distintos puestos que conviven en OVH, sino también a la organización liberada de la empresa.

«La adaptación mutua es uno de los mecanismos de coordinación que fomentamos en OVH. Por ello, hemos creado espacios pensados para reunir a dos o tres personas, por ejemplo. También nos hemos dado cuenta de que faltaban “zonas de amortiguación” cerca de las salas de reuniones de mayor capacidad. A menudo, los participantes dialogan mientras esperan a que se vacíe una sala. Igualmente, tras las reuniones importantes, se suele comentar su contenido. Esos son momentos especiales de interacción que en la actualidad tienen lugar en un pasillo, obstaculizando el paso y molestando a las personas que trabajan cerca. Pues bien, hemos incluido esta reflexión en nuestros proyectos de renovación y de planificación de nuevas oficinas, que en la actualidad incluyen espacios pensados para acoger estas conversaciones.

Asimismo, en vista de que las tradicionales pizarras blancas y los rotafolios móviles eran insuficientes, Fanny y su equipo se han propuesto recubrir las paredes de las salas de reunión y las mamparas de vidrio de los espacios abiertos con revestimientos sobre los que se pueda escribir y dibujar. Ahora será imposible que a alguien se le vaya una idea de la cabeza: siempre tendrá cerca un lugar en el que tomar notas o esbozar un esquema. Por ello, no es extraño que algunas paredes adquieran un aire de palimpsesto, lo que atestigua la complejidad de algunos proyectos.

Además de la ardua tarea de armonización de la identidad visual de las oficinas existentes, el equipo de Real Estate también ha revisado el mobiliario de oficina. «El mobiliario que se había elegido anteriormente no era muy adecuado: mesas en forma de judía, poco confortables, que generaban grandes pérdidas de espacio porque no era fácil alinearlas. Tras buscar infructuosamente un modelo de mesa de oficina más adecuado, acabamos diseñándolas nosotros mismos». Cada uno de los elementos ha sido optimizado: nuestras mesas disponen de un tablero con un gran bisel delantero para evitar que se corte la circulación en los antebrazos al teclear, patas metálicas equipadas con sólidas ruedas y una regleta que permite organizar los cables y facilita la movilidad dentro del open space. «También hemos sustituido las antiguas sillas por otras ergonómicas ajustables en función de la morfología de cada uno». En el catálogo de mobiliario que ha ido creando el equipo de Real Estate figuran igualmente cajoneras móviles con un asiento en la parte superior, «muy útiles para sentarse junto a compañero para una charla rápida... y que entre los interlocutores no haya diferencias de altura ni de postura que remitan a relaciones jerárquicas».

Experimentos en serie

A imagen de la empresa, la organización del entorno de trabajo está sometida a un proceso de mejora continua en el que la experimentación cobra una gran importancia. «Como nosotros mismos fabricamos las patas de las mesas con una cortadora láser, no nos ha resultado complicado imaginar una segunda versión de la mesa de oficina made in OVH en la que el tablero se eleva mediante un sistema motorizado y permite trabajar de pie. En la misma línea, experimentamos con distintos tipos de asientos, desde la fitball (una pelota inflable que obliga a buscar el equilibrio y así hace trabajar la musculatura de las piernas y la espalda), hasta la bicicleta estática (acoplada a la mesa elevada), pasando por la cinta de correr para estirar las piernas mientras se habla por teléfono». Todas ellas son iniciativas que contribuyen, más allá de su vertiente lúdica, a mantener a los trabajadores en forma, reduciendo los riesgos relacionados con mantener una posición sentada de forma prolongada.

Pero la ergonomía en el lugar de trabajo no es la única preocupación del equipo. La luminosidad y la acústica también son cuestiones prioritarias. Lo mismo puede decirse de la creación de espacios propicios para concentrarse y... echarse la siesta, pues estas dos «actividades», para asombro de muchos, potencian la creatividad.

Abrir las puertas de las oficinas al arte

Las oficinas tradicionales, austeras y sin alma, vestigios del auge del sector terciario que arrancó en los años 1960, ya no están adaptadas al trabajo de hoy en día, ¡por no decir que son simple y llanamente hostiles! «Lo que queremos es transformar las oficinas en lugares para vivir, en los que los trabajadores se sientan bien y de los que —¿por qué no?— se sientan orgullosos».

Con esta idea en mente, las colaboraciones con artistas son cada vez más numerosas, por ejemplo, con LEM, que creó la identidad visual del Campus 1 de la sede de OVH en Roubaix fusionando en varios frescos su universo gráfico con su visión de internet. Asimismo, se invitó a otro artista local, Dr Colors, a expresarse en las paredes del Campus 2, recientemente inaugurado.

Hace ya tiempo que se sabe que los espacios de trabajo son herramientas de gestión corporativa que reflejan la cultura empresarial o contribuyen a hacerla evolucionar. Son cada vez más un escaparate para el employer branding, cuyos aspectos más espectaculares se exhiben de buen grado. Fanny está convencida de que el esmero con el que se diseñan las oficinas envía un mensaje claro a los trabajadores sobre la consideración que se les tiene más allá del rendimiento, que naturalmente mejora gracias a la adaptación del entorno de trabajo a sus necesidades. En definitiva, si las oficinas por sí mismas no hacen la felicidad en el trabajo, desde luego contribuyen a ella.

Las oficinas de OVH en Francia y en el mundo

En Francia, la empresa tiene oficinas en Roubaix (su sede social), Lille, París, Lyon, Toulouse, Brest y Rennes. A esta lista se han incorporado recientemente dos nuevas oficinas: Nantes (en noviembre de 2017) y Burdeos (en enero de 2018), cada una con capacidad para 100 trabajadores de diversos departamentos.

En la sede de Roubaix se ha inaugurado hace unas semanas el Campus 2. La sede de Brest se ampliará antes del verano de 2018, como también las oficinas de París.

En Europa, antes de final de año se incrementará la capacidad de las oficinas de Londres, Milán y Wroclaw (Polonia), y antes de junio, se abrirá una nueva oficina en Irlanda (en Cork) y otra en Alemania (donde OVH ya posee unas oficinas en Saarbrücken).

Todo ello permitirá a la empresa acoger 1000 nuevos trabajadores entre septiembre de 2017 y el mismo mes de 2018 (600 de ellos en Francia).