OVH NEWS | ACTUALIDAD, INNOVACIÓN Y TENDENCIAS IT


Descubrir, entender y adelantarse












03/01/2017
Compartir

Artículo redactado por Hugo Bonnaffé


«God save the ping»: ¡quedan 6 meses para la puesta en servicio del primero de los tres datacenters de OVH en Reino Unido!


OVH acaba de adquirir un inmueble con una capacidad de 40.000 servidores al este de la capital inglesa. Será el primero de los tres centros de datos previstos al otro lado del canal de la Mancha, desde los que OVH va a acelerar su desarrollo en Reino Unido. LCY1 (su nombre en clave) pertenecía a un operador de telecomunicaciones; un golpe de suerte, ya que el edificio ya está parcialmente securizado y recibe la alimentación de una subestación eléctrica muy cercana. Así, el datacenter estará en servicio en tiempo récord: las primeras ofertas Discovery estarán disponibles en la primavera de 2017. La interconexión redundada en el PoP de OVH en Londres, situado a menos de medio milisegundo, permitirá a los usuarios estar directamente conectados a los principales puntos de intercambio de internet de Europa Central, Europa Occidental y Norteamérica.





Un tesoro dentro del segundo cinturón londinense


Pocos días después de anunciar su llegada a Alemania cerca de Fráncfort, el líder europeo del cloud comienza la construcción de su primer datacenter británico. El emplazamiento elegido, situado dentro del gran cinturón trazado por la circunvalación londinense M25, tenía todo para seducir a OVH: una superficie de 4.000 m² ya securizada, interconexión de fibra en el PoP de Londres relativamente fácil por dos caminos redundantes y la proximidad de dos subestaciones eléctricas de la distribuidora UK Power. Otros criterios tenidos en cuenta han sido la buena conexión de transportes, para facilitar la contratación de las 20 personas que trabajarán allí, la ausencia de riesgos naturales y tecnológicos y, por supuesto, el coste. En un territorio en el que los precios del sector inmobiliario son muy elevados, la búsqueda del lugar ideal —y de la buena oportunidad— ha llevado varios meses.

El edificio, construido hace menos de 20 años, necesitará menos obras de rehabilitación que las naves industriales en las que OVH suele instalar sus datacenters. Además, el emplazamiento se presta perfectamente a la tecnología de refrigeración líquida de los servidores (watercooling) utilizada por OVH, que, al igual que en los demás centros de datos del grupo, permitirá su funcionamiento sin climatización —que puede representar hasta el 50% del consumo eléctrico de un datacenter tradicional—.

Las instalaciones de Londres, ya vigiladas y securizadas, también están parcialmente equipadas eléctricamente (transformadores, SAI y generadores). Las obras de ingeniería civil y los trabajos de acondicionamiento interior comenzarán en los primeros días de 2017 para asegurar un primer ping en el mes de abril, el lanzamiento de las ofertas Discovery a finales de mayo y la puesta en producción del centro de datos a finales de junio; un plazo récord, ya que se trata de crear un datacenter de 40.000 servidores y no de recurrir al alquiler de unos cuantos racks en un CPD existente —que suele ser la opción elegida por la competencia de OVH cuando se instala en una nueva zona geográfica—. Esta estrategia permite a OVH reproducir en todo el mundo el modelo que le ha dado el éxito: el control total de la cadena del alojamiento, desde el ensamblado de los servidores hasta el diseño de sus centros de datos.



Londres, una «tech city» en un mercado IT maduro


Aunque el Brexit, aprobado en junio de 2016, ha conducido al éxodo de algunas sedes sociales hacia ciudades como Ámsterdam, París o Berlín, Londres no deja de ser una plaza financiera importante. Y, con un porcentaje de adopción de casi el 25%, las industrias financieras son punteras en la transición al cloud. Además, Londres se disputa con París y Berlín el título de ecosistema más dinámico en la acogida de startups, con un número récord de incubadoras y aceleradoras (entre las que, por otro lado, se encuentra el Digital Launch Pad, el programa de OVH de apoyo a proyectos innovadores). Después de haber atraído a los traders de toda Europa hace 20 años, hoy es a los geeks a quienes Londres despliega la alfombra roja, especialmente en la Tech City, barrio rebosante de startups vecino de La City.

OVH, presente en Inglaterra desde 2007 a través de una filial basada en Londres y situada a pocos kilómetros del futuro datacenter, ya ha seducido a una numerosa clientela británica, formada por startups (como BulbThings, que quiere revolucionar la gestión de activos gracias a la minería de datos) y grandes cuentas (como Lineup Systems, especializada en la generación de leads a través de publicidad en los medios, o XTM International, líder inglés de las tecnologías de traducción).

La implantación del datacenter de OVH permitirá a las empresas de Reino Unido e Irlanda localizar sus datos cerca de sus usuarios con el único actor del cloud de envergadura mundial que no es americano y, por tanto, no está sometido a la Patriot Act; todo con una conexión directa a Gravelines (y desde ahí a Roubaix y París), Ámsterdam (y desde ahí a Bruselas y Fráncfort), Montreal y Nueva York, a través de la red de fibra que OVH ha desplegado en todo el mundo, que suma una capacidad total de 7,5 Tbps.

Los otros dos datacenters previstos por OVH en territorio británico permitirán ofrecer a los usuarios una solución de backup, con una segunda localización en la periferia de Londres y una tercera suficientemente alejada geográficamente para encontrarse fuera del dominio de fallo de las otros dos para así poder implementar un DRP. Por supuesto, estos tres centros de datos estarán conectados, al igual que los demás del grupo, mediante el vRack, la red privada desarrollada por OVH para facilitar el despliegue de infraestructuras multisitio.



La expansión internacional de OVH, en fase de aceleración


Tras haber anunciado el pasado octubre la apertura de tres nuevos centros de datos en Asia-Pacífico y Polonia, OVH continúa sus inversiones en Europa, pero también en Estados Unidos, donde la ciudad de Vint Hill, en Virginia, ha sido la elegida para implantar un datacenter en la costa este y la sede de OVH US (de esta manera, la entidad de EE. UU. será completamente independiente del resto del grupo).

Con el fin de financiar su proyecto de expansión mundial, el líder europeo del cloud ha procedido en 2016 a una ampliación de capital de 250 millones de euros con los fondos de inversión KKR y TowerBrook, y ha anunciado un plan de inversiones de 1.500 millones de euros en 5 años. Con ello, de aquí a finales de 2017 está programada la implantación de más centros de datos en Estados Unidos (costa oeste), España, Italia y Países Bajos.