OVH NEWS | ACTUALIDAD, INNOVACIÓN Y TENDENCIAS IT


Descubrir, entender y adelantarse












22/12/2016
Compartir

Artículo redactado por Hugo Bonnaffé


El primero de los tres centros de datos de OVH en Alemania estará cerca de Fráncfort


El primero de los tres datacenters previstos en Alemania por el líder europeo del cloud estará ubicado en Limburgo, a menos de un milisegundo de Fráncfort. OVH acaba de adquirir una nave con una capacidad de 45.000 servidores, situada en las inmediaciones de un importante nodo de la red eléctrica alemana. Gracias a FRA1 (nombre en clave del datacenter de Limburgo), los clientes de la zona D-A-CH (Alemania, Austria y Suiza) podrán conectarse directamente a los principales puntos de intercambio de internet de Europa Central y del Este. La puesta en servicio del centro de datos está programada para abril de 2017.





En 2006, OVH creaba una filial alemana en Sarrebruck. Diez años más tarde, OVH va a acelerar su desarrollo en este mercado estratégico implantando un primer centro de datos en territorio alemán. En un guiño a la historia, la nave elegida por OVH en Limburgo es una antigua imprenta, situada a una hora de carretera de la localidad natal de Johannes Gutenberg. Una revolución (la digital) sucede a otra…



Limburgo tendrá ahora dos fortalezas


Situada en el estado de Hesse, Limburgo del Lahn es una encantadora ciudad de 33.000 habitantes que tiene una magnífica catedral y un castillo construido en la época de los Merovingios. Ahora habrá que contar una segunda fortaleza, con el datacenter que va a abrir OVH. La compra de la nave que albergará esta actividad, con una superficie de 4.000 m2, se firmó a mediados de noviembre. El primer ping está programado para marzo, la puesta en servicio a lo largo del mes de abril con las ofertas «Discovery», y la puesta en producción en junio.

Ya han empezado los trabajos de demolición previos, así como las obras de ingeniería civil. Se han cavado zanjas para, mediante dos cables de fibra distintos, conectar el centro de datos de Limburgo al punto de presencia de Fráncfort, uno de los más importantes del backbone de OVH. Gracias a la red mundial desplegada por OVH en todo el mundo, que tiene una capacidad total de 7,5 Tb/s, los usuarios estarán directamente conectados, desde Fráncfort y por rutas redundadas, a los principales puntos de intercambio de internet de Europa (Fráncfort > Estrasburgo > París > Madrid; Fráncfort > Bruselas > Ámsterdam > Londres; Fráncfort > Estrasburgo > Milán; Fráncfort > Praga).

A continuación vendrán los trabajos para asegurar los alrededores del datacenter, la instalación del equipamiento eléctrico y el acondicionamiento de las salas que albergarán el equipamiento de red y los primeros servidores. En cuanto al suministro de electricidad, este se ve facilitado gracias a la presencia de una importante subestación eléctrica a unas decenas de metros del edificio. Esta fuente estará secundada por generadores eléctricos, capaces de tomar el relevo en caso de corte de la electricidad, y unos SAI garantizarán la transición entre ambas fuentes de suministro eléctrico. La tecnología de watercooling (refrigeración líquida de los servidores), desarrollada por OVH y utilizada en todos sus centros de datos, evitará que la climatización dispare el consumo energético.

Rehabilitando una nave con pasado industrial en lugar de recurrir al alquiler de un espacio en un centro de datos existente, OVH repite el modelo que le ha dado el éxito en Europa: el control total de la cadena del alojamiento, desde el ensamblado de los servidores hasta el diseño de sus datacenters. Además, como Limburgo está ligeramente apartado de Fráncfort, donde están concentrados la mayoría de los centros de datos de la competencia, OVH se implanta fuera del dominio de fallo de los principales proveedores locales.



Alemania: un mercado estratégico


Alemania, cuarta potencia económica mundial tras Estados Unidos, China y Japón, es también la primera potencia económica de la Unión Europea. Aunque conocida por su industria, Alemania no se queda atrás en el sector digital: las empresas y administraciones alemanas han emprendido la vía del cloud, y el ecosistema de startups es ahí muy dinámico (de hecho, OVH ya apoya a varias startups alemanas a través del programa Digital Launch Pad, su aceleradora para jóvenes empresas innovadoras).

En este contexto, la implantación de un centro de datos en Limburgo permitirá a nuestros clientes acercarse a los internautas de la Europa germanoparlante. También contribuirá a seducir a las empresas de esta zona geográfica, como la alemana Villeroy & Boch.



Un despliegue conforme a la hoja de ruta


Después de haber anunciado el pasado octubre la apertura de tres nuevos datacenters en Australia, Singapur y Polonia, OVH continúa sus inversiones en Europa, pero también en Estados Unidos, donde ha elegido la ciudad de Vint Hill, en Virginia, para implantar un centro de datos en la costa este y la sede de OVH US (de esta manera, la entidad de EE. UU. será completamente independiente del resto del grupo).

Con el fin de financiar su proyecto de expansión mundial, el líder europeo del cloud ha procedido en 2016 a una ampliación de capital de 250 millones de euros con los fondos de inversión KKR y TowerBrook, y ha anunciado un plan de inversiones de 1.500 millones de euros en 5 años; suficientes para financiar la construcción de varios datacenters más de aquí a final del año 2017 en Estados Unidos (costa este y oeste), Reino Unido, Alemania, España, Italia y Países Bajos.