ČeskoDeutschlandFranceSuomiIrelandItaliaLietuvaNederlandPolskaPortugalUnited Kingdom
Canada [EN]Canada [FR]USA
Australia

OVH apoya a EFFIPILOT







Gracias al cloud de OVH, effiPilot reduce el consumo energético de los edificios de uso terciario

Entrevista con Cyril Dubus, cofundador y director técnico de la startup effiPilot, que cuenta con el apoyo de OVH gracias a su programa Digital Launch Pad.








¿Quién no ha visto un edificio de oficinas vacío con todas las luces encendidas en plena noche? Es absurdo, pero aún hay más: la mayoría de la veces, estos edificios vacíos no solo tienen las luces encendidas, sino que también tienen la calefacción o el aire acondicionado encendidos. Mientras que los hogares conectados ya son una realidad, su equivalente en los edificios terciarios, el «smart building», es todavía un sector en ciernes. Estos edificios cuentan desde hace años con sistemas de calefacción, ventilación y climatización conectados, que permiten a los proveedores de estos servicios realizar un seguimiento a distancia. Sin embargo, muchos de estos sistemas todavía se conectan por RTC, cuentan con una memoria RAM tan limitada que es imposible hacer que tres programas funcionen a la vez y, además, son tan poco fiables que los administradores del edificio prefieren desconectarlos para limitar los posibles riesgos. Como resultado, y para conseguir la temperatura idónea antes de que lleguen los primeros empleados al edificio, se suele dejar la calefacción encendida durante la noche, el fin de semana y los días festivos. Y eso que en Francia los edificios de uso terciario representan el 40 % del consumo energético nacional. Una cifra sorprendente si tenemos en cuenta la lucha actual contra el calentamiento global...




Dos compañeros de clase y yo tuvimos una idea en 2009: gracias a la potencia del tratamiento algorítmico de datos en el cloud, era posible realizar grandes avances en este sentido haciendo que las tecnologías de bajo nivel instaladas en los edificios también fuesen «inteligentes». Cada uno de nosotros estudió distintas ingenierías en los ámbitos que consideramos complementarios: los sistemas de calefacción, el rendimiento térmico de los edificios y, en mi caso, la informática. Juntos creamos effiPilot, una solución disponible en modo SaaS que se conecta a los sistemas existentes en los edificios (calefacción, ventilación, climatización, iluminación, contadores de energía —gas, electricidad y agua—, etc.) para extraer los datos disponibles y enviarlos hasta nuestra plataforma, alojada en OVH. Los datos (unos 20 millones/edificio al mes) son tratados con ayuda de algoritmos (desarrollados en colaboración con las agencias francesas del INRIA y el CEA) que nos permiten diseñar la mejor estrategia de calefacción o climatización que, posteriormente, ponemos en marcha en los edificios de los que nos encargamos. Además, tenemos en cuenta factores externos como la previsión meteorológica, la exposición al sol (que puede influir en la percepción de calor, independientemente de la temperatura real) o, incluso, las tarifas de los proveedores de energía o la ocupación del edificio a lo largo del día, con el fin de reducir el consumo energético y aumentar el confort de los usuarios. De media, conseguimos un ahorro de un 20 % como mínimo.






Gestionamos 200.000 m2 de edificios para empresas como BNP Paribas Real Estate, Sergic, Vinci construction, Rabot Dutilleul, Castorama, Decathlon... El potencial es enorme: los edificios terciarios en Francia representan 921 millones de m2. Nuestro crecimiento, más rápido de lo previsto y financiado mediante diversos programas de captación de fondos, nos ha permitido ampliar el equipo, compuesto actualmente por 10 miembros. Pero, sobre todo, nos ha permitido realizar una completa revisión de la infraestructura de OVH para alojar y tratar un volumen exponencial de datos.

Gracias al programa Digital Launch Pad, al que nos hemos sumado hace poco, contamos con el apoyo económico y técnico necesario para desplegar una plataforma escalable, que combina la potencia de los servidores dedicados (para la base de datos principal) y la flexibilidad del Public Cloud (para realizar los cálculos asíncronos, administrar los logs, alojar nuestra IHM —interfaz hombre-máquina—, nuestros servidores de la API o incluso los servidores de nuestra cadena de integración continua).





¿Tiene una startup?


Inscribirme



Inscribirme