¿Qué es el anti-DDoS?

Proteja el acceso a su servidor, servicio o infraestructura

Thumbnail

Con el crecimiento exponencial del volumen de datos en la red, los ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS) son cada vez más frecuentes.

Thumbnail

El objetivo de un ataque DDoS es inhabilitar un servidor, un servicio o una infraestructura. El ataque puede adoptar diferentes formas: saturación del ancho de banda del servidor para dejarlo inaccesible o agotamiento de los recursos del sistema de la máquina para impedir que esta responda al tráfico legítimo.

Thumbnail

Durante un ataque DDoS, se envían simultáneamente múltiples peticiones desde diversos puntos de la red. La intensidad de este «fuego cruzado» desestabiliza el servicio, llegando incluso a inhabilitarlo.

 

Para luchar contra estos ataques de denegación de servicio distribuidos, OVH ha creado el anti-DDoS. Todos nuestros servicios incluyen una solución de mitigación basada en una tecnología única que combina tres técnicas para:

  • analizar todos los paquetes en tiempo real y a alta velocidad;
  • desviar el tráfico entrante del servidor;
  • separar los elementos ilegítimos del resto, dejando pasar el tráfico legítimo.

Funcionamiento de un ataque DDoS

  1. El servidor está operativo: envía y recibe paquetes con normalidad.
  2. Comienza el ataque DDoS, que intenta sobrecargar el ancho de banda o agotar los recursos del sistema.
  3. La red se satura, por lo que el servidor no consigue tratar los paquetes legítimos entre la avalancha de información entrante.

La tecnología que permite bloquear los ataques DDoS sin que afecten a su actividad

Thumbnail

Public Cloud

Thumbnail

Private Cloud

Thumbnail

Servidores dedicados